Olga Rodríguez, durante su intervención en la presentación de la web carceldeventas.org
Olga Rodríguez, durante su intervención en la presentación de la web carceldeventas.org

Fútbol y extrema derecha

Carles Viñas

De los neocón a los neonazis. La derecha radical en el Estado español

Los grupos radicales de aficionados organizados del fútbol español no son un movimiento homogéneo. Existen hinchadas de signo diverso, desde aquellas que asumen el antifascismo o postulados de la izquierda radical, hasta los que se significan por sus vínculos con la extrema derecha y el neonazismo. Estos últimos, a pesar de no ser una mayoría, han logrado proyectarse como el sector dominante gracias a una desmedida cobertura mediática, producto de los enfrentamientos y episodios violentos que han protagonizado.

Sin embargo, la incidencia de la extrema derecha en las hinchadas españolas es indudable y se remonta prácticamente a la gestación y eclosión de los grupos radicales organizados. Desde inicios de los años ochenta, cuando germinaron las agregaciones pioneras, los vínculos de algunas de ellas con la ultraderecha fueron notorios. No se trataba, sin embargo, de una relación formal, puesto que los hinchas radicales, en su mayoría, no se hallaban encuadrados en las formaciones ultraderechistas, sino que su relación con la extrema derecha o el neonazismo no iba mucho más allá de la simple exhibición de una determinada iconografía (simbología neonazi, esvásticas, banderas confederadas sureñas, cruces célticas), la profusión de consignas y cánticos (desde racistas hasta homófobos) o los saludos a la romana con los que trataban de emular al fascismo de entreguerras.

La confusión caracterizó los inicios del mal llamado movimiento ultra español. Fue un periodo en el que era posible hallar en una misma grada aficionados radicales ideológicamente opuestos. Esto cambió durante en la década siguiente, cuando la evolución del fenómeno se vio marcada por la radicalización de las gradas a raíz de la irrupción de bandas de skinheads. Su presencia comportó una politización extrema de los grupos, la mayoría de los cuales optaron por asumir sus postulados ideológicos.

En este capítulo del informe De los neocón a los neonazis. La derecha radical en el Estado español, el historiador Carles Viñas mapea la presencia e influencia de la ultraderecha en las gradas del fútbol español.

Fútbol y extrema derechaArchivo PDF